· 

Consejo de la Judicatura y Abogados de Pichincha analizan propuestas para garantizar independencia judicial

Funcionarios del Consejo de la judicatura durante la reunión con representantes del Colegio de Abogados de Pichinchas. | Fotografía: CJ
Funcionarios del Consejo de la judicatura durante la reunión con representantes del Colegio de Abogados de Pichinchas. | Fotografía: CJ

Este jueves 26 de julio se reunieron en la ciudad de Quito los vocales del Consejo de la Judicatura (CJ) Aquiles Rigail, Juan Pablo Albán, Angélica Porras, Zobieda Aragundi y el director general, Juan Vizueta, con los directivos del Colegio de Abogados de Pichincha (Colabpi).

 

El vocal Rigail destacó que estos diálogos permiten mejorar el trabajo del CJ. En ese contexto, ratificó la apertura de las autoridades de la institución para escuchar las propuestas de los sectores involucrados en la administración de justicia.

 

Ramiro García, presidente del Colabpi, dio a conocer las preocupaciones que tienen los profesionales del Derecho sobre temas como la independencia judicial y la aplicación de sanciones a los abogados. Sobre el primer aspecto, recordó que el ámbito de control del CJ es estrictamente administrativo y disciplinario y que por tanto, no puede analizar el contenido de fallos judiciales. “No se puede cometer los mismos errores del pasado”, señaló.

 

García solicitó a la Judicatura que inicie la evaluación a los jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), considerando “el nivel y la calidad de fallos que producen” y que deje sin efecto las sanciones disciplinarias impuestas a los abogados litigantes, durante los últimos años. También pidió que se reforme la Escuela de la Función Judicial, a fin de que los jueces tengan un mejor nivel académico y que eso se refleje en la calidad de las sentencias; que se reestructure el modelo de gestión de las unidades judiciales; y, que se actualice el sistema informático de la Función Judicial para que los usuarios accedan, vía internet, al contenido completo de los procesos.

 

Tras escuchar estos planteamientos, la vocal Aragundi, recordó que el trabajo de la Judicatura está dirigido a garantizar la independencia judicial interna y externa de la Función Judicial. “Este Consejo jamás revisará un fallo que, en Derecho, haya emitido un juez, como jamás un juez o jueza serán sancionados por sus decisiones jurisdiccionales”, señaló.

 

De su lado el doctor Juan Pablo Albán ratificó que una de las prioridades del CJ es recuperar la independencia judicial. “Todos los abogados tenemos que pensar cuáles son los candados que debemos sembrar para que nadie pueda meter la mano en la justicia”. En torno a la evaluación de los jueces de la Corte Nacional, la vocal Porras informó que el Pleno del CJ se encuentra diseñando una metodología que permita desarrollar este proceso con la participación de expertos juristas nacionales y extranjeros.

 

El doctor Rigail por su parte anunció que la Dirección General de la Judicatura prepara un proyecto de reformas a la Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ). Uno de los objetivos es eliminar el régimen disciplinario para los abogados en libre ejercicio.